UN ESPÍRITU SUPERIOR…PUESTO SOBRE TODO.

Ratio:  / 2
MaloBueno 

Agradezco a Dios que me permitió estar cuatro días de la semana pasada, ministrando a la Alianza Ministerial de Pastores y en diferentes iglesias de la ciudad de  Tijuana, Baja California, terminando el día viernes en el  “Rancho de sus Niños” INC. El viernes pasado fui invitado para ministrar en el Rancho de sus Niños, corporación que preside el pastor Jimmy Horner,  el cual cuenta con un excelente equipo de trabajo encabezado por la hermana Karina Rocha,  donde el Espíritu Santo me dio su Bendita Palabra,

 “Porque había en él, un espíritu superior; y el rey pensó en ponerlo sobre todo el reino”.  Creo que esta palabra dicha por el rey de Media, Darío, tiene un poder espiritual tan grande que si la analizamos con humildad delante de Dios, podemos recibir la revelación de los tiempos que está viviendo la iglesia de Jesucristo hoy en día en México y en muchos países del mundo y que actitud los ministros de culto fieles a Jesucristo debemos desempeñar:

 1. El profeta Daniel tenía más de 80 años de edad, esto nos revela que:

a) Se puede ser fiel a Dios desde la niñez hasta la vejez, como el profeta Daniel lo experimento.

b) Aún en las adversidades más difíciles que puede  experimentar una hija o un hijo de Dios, disfrutamos de la protección real del Dios Todopoderoso, Jesús de Nazaret y de sus manifestaciones sobrenaturales. El profeta Daniel vivió los 70 años de cautividad de la diáspora babilónica, disfrutando de un cuidado muy especial del Señor Jesucristo, juntamente con sus jóvenes compañeros Ananías, Misael y Azarías, mientras todo el pueblo judío sufría, durante estos setenta años momentos de dolor, angustia, opresión explotación despojo, etcétera.

c) La Santa Biblia revela con una exactitud asombrosa los hechos que provocaron tanto sufrimiento al pueblo judío durante 70 años en Babilonia.

Tus profetas vieron para ti vanidad y locura; y no descubrieron tu pecado para impedir tu cautiverio, sino que te predicaron vanas profecías y extravíos”. Lamentaciones 2:14.

Esta dolorosa experiencia aplica en nuestros días, ya que hay muchos y muchas seudoapóstoles, seudoprofetas, seudopastores, seudomaestros y seudoevangelistas,  que hoy en día no descubren el pecado de sus feligreses y oyentes, prefieren predicar vanidades y locuras, seduciendo a las almas inconstantes, manteniéndolas cautivas, teniendo cauterizada la conciencia. Ahora a muchos de estos presuntos siervos de Dios se les olvida que la Santa Biblia señala algunos de los requisitos imprescindibles  para tener liderazgo y predicar con autoridad espiritual y moral: ser marido de una sola mujer, no codicioso de ganancias deshonestas, que tengan en sujeción a sus hijos,  porque si no saben gobernar a sus hijos, cómo gobernara a la iglesia de Dios.  En otras palabras, se debe de predicar con el ejemplo en lo personal,  conyugal, familiar, ministerial, laboral, académico, etcétera.

2. ¿Por qué el rey Media, Darío declaró que el profeta Daniel tenía un espíritu superior y su intensión y deseo era ponerlo sobre todo el reino?.

a) Daniel tenía un espíritu superior,  porque tenía comunión directa con el Dios Todopoderoso, Jesús de Nazaret.

“El revela lo profundo y lo escondido; conoce lo que está en tinieblas, y con él mora la luz”. Daniel 2:22.

b) Los magos, astrólogos, encantadores, y caldeos, no pudieron dar respuesta al sueño que había tenido el rey Nabucodonosor, razón por la que el rey de Babilonia, ordeno matar a todos los sabios de Babilonia, mediante un edicto.

c) Daniel tenía un espíritu superior porque desde adolescente decidió no contaminarse ni con la comida del rey, ni participando en las orgias que organizaban en el reino de Nabucodonosor. Daniel vivía conforme a la voluntad de Dios, haciendo:  

Orando doblando sus rodillas tres veces al día.

“Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes”. Daniel 6:10.

Estudiaba cuidadosamente  la Sagrada Escritura.

“En el año primero de su reinado, yo Daniel miré atentamente en los libros el número de los años de que habló Jehová al profeta Jeremías, que habían de cumplirse las desolaciones de Jerusalén en setenta años”. Daniel 9:2.

Al ser un estudioso de la Sagrada Escritura, fue la razón por la cual pudo conocer el fin de los 70 años de cautiverio del pueblo de Dios.

3. El espíritu superior que los reyes veían en Daniel es el Bautismo con Espíritu Santo y Fuego.

Él os bautizará en Espíritu Santo y fuego”. Mateo 3:11.

a)El espíritu superior no es exclusivo de los apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros, sino es una promesa de Dios para toda carne, para todos los pueblos, para todas las lenguas.

Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo”. Hechos 10:45.

b) No hay edades, es para los niños, hasta los ancianos.

Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones”. Joel 2:28.

Conclusión.

Si Daniel, Ananías, Misael y Azarías y otros jóvenes que vivieron en condiciones muy adversas Dios los puso en lugares de eminencia, autoridad y poder. Dios desea lo mismo para usted y para mí, él nos hizo reyes y sacerdotes para su gloria. No nos hagamos cómplices de pecados ajenos, ni tampoco nos dejemos cautivar por seudoapóstoles y falsos profetas que predican vanidad y locura

“Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos”. Mateo 24:24.

Seamos fieles  a Jesucristo con nuestra esposa, con nuestros hijos, sirviéndole con integridad desde la niñez hasta la vejez, para que podamos decir como está escrito:

“He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida”.

2 Timoteo 4:7-8.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

© Copyright 2019, All Rights Reserved
Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas 2019 ©
Calle Liverpool No. 65, 3er Piso Despacho 301 
Col. Juárez, México D.F. 
Telefonos: (55)5208-4903
(55)5208-4990
(55)5208-4995