Mirad que nadie os engañe

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Mirad que nadie os engañe….Mateo 24-3

La revista semanal Proceso recientemente me entrevistó sobre el ministro de culto puertoriqueño, José Luis Miranda y su iglesia Creciendo en Gracia. Por supuesto que al hablar de este personaje blasfemo que por un lado afirma ser Jesucristo encarnado y por otro lado afirma ser el anticristo imponiendo a sus feligreses la marca del 666 en sus brazos, estamos hablando de uno de los tantos falsos cristos (como los hay también apóstoles y profetas) que la Sagrada Escritura nos previene para estar alerta y para no permitir ser seducidos y engañados. Debemos tener cuidado ahora que abundan los seudo-apóstoles y profetas mexicanos y extranjeros tergiversando las Sagradas Escrituras para beneficio propio.

Recientemente una hermana de 35 años de edad recurrió a Confraternice por una controversia judicial delicada. En su historia me explicó que en la iglesia que asistía, su esposo es profeta, y en esa congregación se les ha enseñado que todo lo que dice un profeta es palabra de Dios, por lo tanto, ella debe de aceptar la demanda de juicio de divorcio que su esposo el profeta ha entablado, a pesar del contenido vejante y denigratorio hacia la hermana. 
¿Cuántos SINVERGUENZAS seudo-apóstoles, profetas, pastores, evangelistas y maestros se están escudando en supuestas enseñanzas bíblicas que son completamente tergiversadas para su beneficio carnal y diabólico?

Muchos mexicanos ávidos de novedades modernistas “espirituales” son fácil presa de estos mercenarios de la fe mexicanos y extranjeros que en más de una ocasión los he denunciado ante las autoridades administrativas federales, así como ante tribunales judiciales. En lo personal, creo que somos la última generación antes de que Jesucristo venga por su iglesia sin mancha y sin arruga, por lo tanto, se incrementarán cada día más estos mercaderes de la fe, apóstatas blasfemos que están al servicio del falso profeta, el anticristo y satanás.
Le invito para que continuemos testificando que sólo Jesucristo salva, sana, hace milagros, maravillas y prodigios, porque él es un Dios todo poderoso, de amor y de compasión, especialmente para todos los que le invocan de veras.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

© Copyright 2019, All Rights Reserved
Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas 2019 ©
Calle Liverpool No. 65, 3er Piso Despacho 301 
Col. Juárez, México D.F. 
Telefonos: (55)5208-4903
(55)5208-4990
(55)5208-4995